LOS COLORES DEL OTOÑO

La paleta imposible que podemos imaginar en Montaña Palentina

A los montañeses nos gustan algunas cosas imposibles. Y más todavía las que no tienen precio. La paleta de colores de la que gozamos en el otoño es lo más cercano a la belleza que pueda existir. A lo mejor nos equivocamos. ¿quién sabe?.

Todos los habitantes del territorio -humanos o no- preparan el invierno que se acerca. La vida se prepara para el envite del frío. Recolectar, almacenar, preparar… ¿Quién puede perder el tiempo con un selfie?

Los frutos que la estación pone a disposición de sus habitantes son la muestra perfecta de esa relación esencial de todos nosotros con la naturaleza proveedora, protectora y maternal que siempre nos indica el camino a seguir.

Y esa relación, como todas las que merecen la pena, necesita de una estética que sea el marco perfecto donde pasan las cosas. Normalmente se usan decorados, trampantojos,  que aportan belleza a los buenos momentos. En Montaña Palentina estamos plantados dentro de una realidad que no precisa aderezo alguno, solo cuidado de no echarla a perder.

Puedes mirar a cualquier sitio. Desde lo más pequeño al paisaje casi inalcanzable, todo se tiñe de otoño y parece que entramos en un mundo deliberadamente creado para el disfrute de los sentidos.

Cuando la Montaña hace las cosas, las hace a conciencia. A nosostros nos cabe la responsabilidad de leer correctamente sus mensajes. Todo tiene sentido si nos detenemos a escuchar y a observar lo que pasa a nuestro alrededor.

Alguno de nuestros habitantes más longevos han vivido el paso de las estaciones y son testigos de sus paso y la mejor muestra de sus efectos. Cada cosa a su momento, nunca antes ni después. ¿Seremos capaces de cuidar de esto también?

La paleta se hace gigantesca cuando tomamos distancia. No hay remiendos, no hay inconsistencias. Hasta la presencia de nuestros pueblos se acomoda a las exigencias de la dirección artística. El Otoño manda.

En Montaña Palentina te estamos esperando para que puedas experimentar estas sensaciones. El otoño te va a sorprender como sigue haciendo con nosotros. No importa los  años que tengamos la suerte de haberlo disfrutado.

Porque si algo tiene esta estación… es que ya huele a invierno.

Y viene con una nueva paleta que no te querrás perder.

CONOCE MÁS HISTORIAS DE MONTAÑA PALENTINA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies